Letras Mías

Dos poemas dos

Los siguientes poemas, a pesar de que "llueve" en los dos, tratan temas diferentes. El segundo es el mismo y choteado de mi soledad por culpa de una "ingrata perjida, romántica insoluta…"
 
Esta noche,
como todas las noches 
hay lluvia de fuego.
 
La tierra se abre
traga personas, casas, carruajes;
el agua devora esperanzas, sueños y razones,
en una ciudad sin emociones.
 
Dios se ríe
ante su más grande obra,
que no somos nosotros.
 
Tenochtitlan exige su dosis
de sacrificios humanos
y cobra factura por nuestras traiciones
mientras el miedo anida en nuestros corazones.
 
La lluvia sigue
esta noche
sin final.
 
———–
 
Despierto.
Llueven cenizas.
ratas devoran
cuerpos putrefactos.
 
La vida se derrumba
 
El final llega
con la madrugada
y la ausencia
de tu cuerpo en mi alcoba.
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s