Letras Mías

Día Cero

 
Llegaste,
majestuosa,
con porte de reina
y mirada de cristal.
 
Naciste de la flor de la alegría
y el embrujo de la noche
de los siglos de espera
y el futuro emancipante.
 
El vientre que te crío, de jade,
marcó tu suerte y destino
para que brillaras por siempre
en esta realidad errante.
 
Los pechos de la Vía Lactea
acunaron tus primeros días
y el manto protector del sol
calentó tus aposentos.
 
La fiesta invadió el Universo
el día que llegaste ensangrentada,
llorando ante lo desconocido
de un mundo al que reinarás.
 
Las aves trinaron y sopló el viento
entonando un himno de bondad,
mientras los girasoles,
diestros buscadores de luz,
volteaban hacia tu lecho.
 
La creación entera se estremeció
ante tremendo milagro
que anunciaba la llegada
de un alma pura
a una tierra impía.
 
Magia, color y fe
rodearon el momento de tu nacer
y enmarcaron para siempre
tu reluciente destino
de felicidad plagado.
 
Hoy emanas de la tierra,
manantial de belleza,
con la consigna sagrada
de conquistar el mundo
con el fulgor de tu sonrisa.
 
Por eso te rindo pleitesía
en este aniversario
de la vida
de ti
de mí
de lo que significas
del amor
del momento
de lo eterno
del camino que me he trazado
y del sueño eterno
donde tu nombre,
Diana,
está escrito en el cielo.
 
Es este el Día Cero…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s