Letras Mías

Ayer, por unas horas, habité el paraíso

.
Ayer,
por unas horas,
habité el paraíso.
Volé,
por entre las nubes
y las luces artificiales
de una ciudad mágica y marchita.
 
Me elevé de entre los llantos,
rumbo al pasto de los cielos
y sobre él me tendí
para admirar lo que hay allá
más arriba del cielo mismo.
 
Fue todo un picnic en las estrellas
agarrado de la mano de una diosa,
protegido por su manto de luz
al que recurro siempre
que el abismo recrudece en mi corazón.
 
Y en su carruaje divino
tirado por pegasos y alebrijes
regresamos a la Tierra;
el recuerdo tornó mi mente
en un mar de notas de Aute
y la suavidad de su caricia.
 
Así pasaron horas, días, meses
y yo seguí prendido a esta locura
que me hace vibrar y pintar el mundo
que insiste en enturbiar mi existencia
vanamente, mientras ella esté dispuesta
a llevarme al paraíso nuevamente.
 
——————————————-Mácrom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s