Letras Mías

Transparencias

.
La tarde es gris,
a través de la ventana,
los edificios lucen sombríos
con el vacío que les da junio.
 
Estiro mi mano, trato de alcanzar
al cadáver que tengo enfrente
pero sólo es mi reflejo en el cristal
y mi imagen en tu mente.
 
Nada es cierto, salvo la lluvia
y esta soledad que sabe agria
mientras el café inunda los sentidos
al beber un sorbo, que recuerda a ti.
 
El espacio es finito, pero tan inabarcable
como inalcanzable tu recuerdo
y tu corazón, cubierto de ortigas
que dañan la piel y los huesos.
 
En mis anteojos te veo sonreir
ante la lágrima que escurre por mis venas
pero eres así, simpre intangible
transparente como el día de tu partida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s