Letras Mías

Los pasillos han muerto

Hoy, al caer la noche,
la lluvia será el llanto
que corra por los cristales
de este lúgubre edificio
en que se oyen tus pasos
que marchan al olvido.
 
Y se cerrarán las puertas,
tratando de olvidarte,
mientras la luz desaparece
junto con tu sonrisa y tu andar
digno, garboso y altivo
a la vez que himnotizante.
 
Los viajeros preguntarán
¿no hay en estos lares vida?
mas no habrá respuesta
que justifique la ausencia
de tu intelecto, ni el vacío
que tu cuerpo deja.
 
Los pasillos han muerto,
y las oficinas enlutadas, desoladas,
agitan el pañuelo en señal de despedida.
Los pasillos han muerto y ya no invitarán
a visitar el cubil vecino
donde de una flor, su miel bebía.
 
Ese nectar, tu amistad querida,
cambia hoy de prado a uno mejor.
(¡Seguiré bebiendolo, acaso?)
A  partir de hoy, que anuncias tu partida
¡Qué triste lucirá la facultad!
Por tu honrosa despedida…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s