Letras Mías

Licencia al viento

Y ahí estaba ella:
gacela espigada,
ágil corredora,
escurridiza sardina,
flor exótica entre rosales,
estaca y mástil de mi cordura,
sueño de una noche de primavera,
mirada eterna.

Y ahí estaba yo:
absorto, helado
por su fuego,
contemplativo.

Mientras el tiempo pasaba,
veloz, como acostumbra,
no había nada más
en este mundo
que disfrutar su cadencia,
su sonrisa de mármol,
su cabellera al viento
ese al que pedimos venia
para coexistir juntos
en este mismo plano
que es el paraíso.

Solo a ella le dio licencia…

Mácrom

Un comentario sobre “Licencia al viento

  1. El tiempo, que veloz pasa como acostumbra, a veces no es sino un par de dados, cruel destino que nos desvencija al azar. Algunas nos da fortuna, otras, nos corroe. Nos queda respirarlo, vacío, y dejar que pase.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s