Letras prestadas

La casa del soñador

Cuando la tierra ya no te alimente más
y tus raíces sirvan de estorbo para el suelo,
cuando tu cuerpo no pueda beatificar
el mármol rojo de sus ramas,
aquí te espera la fotosíntesis del filoso cincel
que dibujará tu nueva cara gozosa
abrazando una cintura anciana.

Esthela Calderón, poetisa nicaragüense

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s