Letras Mías

Mienten las nubes

A lo lejos, tras mi ventana,
al fondo del paisaje coronado con volcanes
feroces gritos de lluvia retumban
en los grises y enmohecidos corazones
y amenaza una tromba el horizonte
y silba el viento con furia de dragones
entonces viene el llanto de las cosas
el suplicio de cadenas de algodón
las laceraciones infringidas con agujas
la deforestación del hormigón.

Más solo es necesario un gramo de silencio
para escuchar el canto de las flores
el tintineo de las luces citadinas
ver los bailes de perros y aves
vestirse de los colores de las calles
unirse en un alma con la urbe
vivir bajo el embrujo de los caminantes
de los dioses olvidados, los amantes.

Entonces basta un leve parpadeo
para saber que la tormenta es ilusoria
para escuchar las voces desde el cielo
que vaticinan éxitos y gloria.

Saber que el camino entre ruinas
no es sino un montaje artero
para desestabilizar la visión del viajero
y hacerle maldecir este camino.

Los baches del sendero, lo iluminan
los puentes rotos lo conectan con lo cierto
y el futuro se hace más concreto.

Porque el gris panorama de las nubes
no es más que un aguacero pasajero
en este mundo de lucha y de victoria.

Mácrom

En la Plaza de los Cubos (Madrid)
Foto: Bachmont

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s