Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 22 junio 2013

¿Cuándo fue?

En el límite exacto de la lucidez
incendié el edificio,
estoy en la azotea sin rescatistas posibles,
mis alas se han quemado,
oscurecidas mis ideas,
presa del titubeo, discuto conmigo,
¿muero en el borde
o la poesía es la red que me espera?
¿Muerte o poesía?
Únicos oasis ciertos
que me esperan.
De frente al fuego
quise librarme de mí.
Máscaras burlonas cayeron a mis pies.
¡Vaya a descansar Señora enferma,
enferma de sus llamas!

Karen Martínez
Poeta nicaragüense

Read Full Post »

Taumatropo

Giro, sigo girando
vueltas imbatibles, imparables
dentro y fuera de mi cabeza
machacan la hojarasca.

Mas no soy yo, ni mi psique
ni mi orbe. Ni el universo inexistente.

Es una luz, una pieza de cristal
un pedazo de papel iluminado
un hilo de plata eterno
un viejo y apolillado árbol.

Son unas vueltas a toda velocidad
creadoras, blasfemas, sin hado.

El sol se extingue rápidamente
y estalla un nuevo Cosmos sin forma
ni sentido y solo entonces
surge una Tierra imagnaria

Rotación y traslación sincronizados
al ritmo cálido, eón de unos latidos.

Separados al inicio
somos tan solo líneas de 
colores
ya no soy solo yo en este círculo
infatigable, similar a un remolino.

Y en medio de las vueltas nos unimos
locos, prendados, creyendo que existimos.

Mácrom

ThumbnailServer2

Read Full Post »

Día 10

Para Claudia Islas

Encontrarse de frente con uno mismo. Tan cruel, tan desnudo. Hoy ocurrió a tan solo unos minutos de haber despertado. Me vi y no pude soportarlo: ahí estaba yo con todos mis lastres, mis miedos, mis viejos fantasmas.

Además, lucía tan actual y a la vez tan efímero. Era una mole maldita de olvido y desaliento, pesado como un bloque de hormigón; y a la vez tan liviano como la nada, como una figura mal hecha de algodón de azúcar que vuela por los aires, se atora en un cable de alta tensión y espera el fin. Puede ser la lluvia, puede ser el tiempo.

Me negaba a verme, pero a donde quiera que volteaba la mirada ahí estaba yo. Alejado de las flores, las capillas, las figuritas de papel al viento. Cercano a los atardeceres en las ciudades dormitorio, al bordo infestado de roedores y cucarachas.

Cualquier otro hubiera preferido estar en el infierno.

Y entonces, trémulo y sangrante, me vi a los ojos. Y desaparecí ante mi mirada. Dejé de ser. Mañana todo estará bien…

Mácrom

Read Full Post »

¿Hay quien me compra un juguete
que ni hiere, ni mata, ni pica, ni muerde?

Yo lo vendo por travieso
no porque a nadie ofende;
es alegre y juguetón,
y por las niñas se pierde.
Niñas, guardaos de enojalle,
que vive Dios que arremete,
y cuando estéis más seguras,
por vuestros postigos entre.
Que ni hiere, ni mata, ni pica, ni muerde.

Es alegre a todas horas,
y, amanece o no amanece,
hay vecinas que darían
cuanto tienen por tenedle,
porque le conocen ya,
y a fe que son más de siete
las noches que, por pecar,
ha amanecido la muerte.
Que ni hiere, ni mata, ni pica, ni muerde.

Es su condición tan noble,
que cuando más furia tiene
las niñas juegan con el
al juego de esconderse;
a mí me daba Juanilla,
la esposa de Antón Llorente,
una hora de descanso
por palmo de juguete.
Que ni hiere, ni mata, ni pica, ni muerde.

Luis de Góngora 
Poeta español 

Read Full Post »

Despierta

-No duermas, suplicante me decía
escúchame…, despierta-.
Cuando haciendo cojín de su regazo,
soñándome besarla, me dormía.

Más tarde, ¡horror! En convulsivo abrazo
la oprimí al corazón… ¡rígida y yerta!
En vano la besé – no sonreía;
En vano la llamaba – no me oía;
¡La llamo en su sepulcro y no despierta!

Jorge Isaacs Ferrer
Poeta colombiano

Read Full Post »

Soy vanidosa, déspota, blasfema,
Soberbia, altiva, ingrata, desdeñosa;
pero conservo aún la tez de rosa.
La lumbre del infierno a mi me quema.
Es de cristal cortado mi sistema.
Soy ególatra, fría, tumultuosa.
Me quiebro frágil como mariposa.
Yo misma he construido mi anatema.
Soy perversa, malvada, vengativa.
Es prestada mi sangre y fugitiva.
Mis pensamientos son muy taciturnos.
Mis sueños de pecado son nocturnos.
Soy histérica, loca desquiciada;
pero a la eternidad ya sentenciada.

Guadalupe “Pita” Amor
La real y verdadera undécima musa
Poeta mexicana. 

Descargar poemario en PDF

Read Full Post »

Hoy que te amo, mujer, amiga y compañera,
vamos a creer que nuestras manos crecen,
y que tenemos mil dedos o diez mil, y que todos
son como antorchas que a la noche amanecen.

Hoy que te amo, voy a incendiar el aire
con la risa y el beso de tu voz y la mía.
Voy a aventar lo que de bueno tenga
con tu contacto de piel amanecida.

Hoy que te amo, dejará de ser
la libertad una palabra escrita en la pared.

Hoy que te amo, el mundo, tú y nosotros
baila en corro una danza solidaria,
y se buscan las manos y nuestro amor de golpe
como una lluvia fértil se derrama.

Estaba yo, ¿te acuerdas?, cantándote estas cosas
junto a la puerta del Museo del Prado.
Un hombre se acercaba, muy amable nos dijo:
“Está prohibido que estén aquí sentados”.

Pablo Guerrero
Poeta y cantautor español

Read Full Post »