Letras Mías

La ciudad es más cara

Una puerta de vidrio (13 mil pesos)
hasta tres mil varos por un removedor
de pintura rosa o morada en aerosol
otros dos mil, por un buen extinguidor.

Bolsas negras para basura
horas extras al de limpia
varios focos ahorradores
cestos, jaladores, escobas
sabios recomponedores
clavos, tornillos y tuercas
tres bultos de cemento
y asfalto para el pavimento.

Ciudad que cuestas miles,
millones de pesos (o quizá
si el contratista se mocha
podremos hablar de dólares),
hoy te lloramos por la vejación
la humillación, la alteración
de tu pedrusca belleza.

¡Con lo caro que nos sale conservarla!

¿Y violar a una mujer?
¡Barata, barata!
Cinco años de cárcel
y 70 de multa diarios
15 mil pesos en total
trabajo comunitario
y la promesa ante el Osito Bimbo
de no volverlo a hacer.

Matarla cuesta más
(mas no tanto como una ciudad)
o menos, si… como pasa
-en ambos casos-
la revictimizamos,
se “pierden” las pruebas
la carpeta se arma mal
se exhiben sus datos
y los de su familia
se da carpetazo
se turna la investigación
al baúl de las cosas rotas y olvidadas
intimidan a los deudos
cambiamos al fiscal
y se vuelve a empezar de cero
se le humilla, estigmatiza
la abuelita Otilia
o la niña de las calcetas rojas
se vuelven nada
o se lo buscaron
claro… ¡por putas!

La ciudad es más cara
con su metrobús, sus paredes y estatuas
es a la que hay que llorar… defender… conservarla.

Total,
mujeres hay muchas
tantas
como para que diariamente
puedan morir 10
asesinadas
y no nos cueste nada.

La ciudad es más cara…

 

Mácrom

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s