Letras Mías

Santuario. Por Pablo Saldaña

Fotogrammas

CUENTO

Por Pablo Saldaña.

Fotos: Barry Domínguez.

SANTUARIO

La sangre inundaba por completo el suelo de la habitación de Gabriel. Sobre la pared, trozos de piel secándose. La escena se repetía en todo el departamento. La cocina, la salita y el baño estaban llenas de rojo carmesí en el piso y pieles pegadas a los muros.

Esa mañana, Gabriel había salido temprano al notar que faltaba un tramo de la pared del pasillo que conectaba la sala y su cuarto sin cubrir. Tenía que salir temprano si quería obtener buena materia prima.

***

Leonardo rescató al joven que estaba a punto de ahogarse. Lo encontró mar adentro, al parecer cayó de alguno de esos yates de turistas y a nadie le importó su ausencia. Eso, o lo echaron al agua con dolo.

En su vieja lancha de fondo de cristal, que ya no llevaba turistas y solo salía al mar…

Ver la entrada original 917 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s