Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 octubre 2007

Ya me morí…

Viene la muerte tras de mí
con su guadaña a darme fin,
me escondo tras de los amigos
pero los mata con un giño.
 
Corro hacia la Facultad
para sentirme más seguro
pero su mala voluntad
la ha llenado de "burros".
 
Me oculto en mi oficina
y me encierro con doble chapa
pero la calaca "endina"
entra y por fin me mata.
 
Y ahora entre los mil infiernos
sigo corriendo sin parar
pues los amigos que murieron
ora me quieren torturar.
 
A correr por la eternidad…
 
 

Read Full Post »

Frente a mí

 

Ahí estás

frente a mí

desnuda y virginal,

purificada,

enciendes mi cirio

con fuego abrasador

salido de tu vientre

de tus axilas

de tus labios.

 

Estás frente a mí,

bestia salvaje,

agazapada,

cazándome a la distancia

con tus ojos felinos

y esas garras

que sólo tu corazón posee

para abrirme la piel

y devorar mis entrañas.

 

Frente a mí, sí,

con tus años de gloria

y esa mística

silueta personal

que refrenda mi fe

en todas las diosas

símbolo de vida,

energía, locura,

amor y sin razón.

 

Y frente a mí

te vas desvaneciendo

mientras regreso

del valle de lo onírico

que el embrujo grácil

de tus palabras

me invitó a visitar

narcotizado en ti

mientras espero el día…

 

 

Read Full Post »

Tu cosecha

 
 
Aquí estoy
mirando tu silla vacía
sin escuchar tu voz
ni deslumbrarme con el brillo
de tus ojos de gata.
 
Sentado,
miro pasar los minutos,
dar vueltas al ventilador,
la panínsula de Baja Califirnia,
una araña trepar por la pared,
el cielo gris.
 
Me rasco la oreja izquierda,
y busco un poco de música
para aliviar este silencio
interrumpido tan sólo
por un viejo ‘servidor’
y su eterno trabajar.
 
Y pienso de nuevo en ti
en esta hora que son años,
en esta oficina que ya es oficina,
en este edificio solitario
de una Ciudad llena de vida,
pero sin nada que ofrecerme.
 
Abro mi cartera y descubro
un pedazo alargado
de tu corazón de plata;
y quisiera echarlo al suelo
pero me detengo al ver
que está sembrado de indiferencia.
 
Sembrado, sí, sembrado
con risas, miradas, juegos,
historias de familia,
fotos y recuerdos.
Semillas todas de tu costal,
ese, de carne y hueso
que tu alma va cargando
por este tiempo.
 
Y descubro que empieza
el campo a dar frutos:
Hortaliza de infiernos.
 
 

Read Full Post »