Letras Mías

La Plaza vive

En domingo
mientras todos descansan
decidiste descansar
como nadie quiere hacerlo.
Lamentable.
Dejas una Plaza sin sueños
dejas unas letras sin dueño
dejas una voz
universitaria siempre
apagarse.
Adiós Miguel Angel.
Acá intentaremos emularte
para que sigas vivo
a nuestro lado
con tu luz fulminante.
Y no,
perdonarás,
no te dejaremos morir
porque los buenos no se van
solo se vuelven intangibles
pero su legado, tu legado
es inmune a las lombrices
al olvido, al entierro.
Perdonarás, Miguel,
pero haces falta
hoy más que nunca
y sabemos,
¡oh, sí que lo sabemos!
estarás con nosotros para siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s