Letras Mías

Del Color de la Tierra

Quince años
de que la verdad irrumpió  nuestras asfálticas calles
poderosa como grito milenario
fuerte  como el olor de la sangre
transparente como sus almas
fugaz, como la eternidad misma.

Y ahí anduvimos de marcha
desde tierras xochimilcas
hasta Tenochtitlan
acompañando el ruidoso andar
de siglos de explotación y muerte
de siglos de lucha y esperanza.

Los vimos de cerca
tanto, que dolían las entrañas
porque de pronto nos cayó
el peso de la historia sobre nuestras espaldas.
Su ensordecedora voz
retumbó en nuestros corazones
pocos, lamentablemente
muchos, quizá, para los que aún los recuerdan.

Compartimos un segundo de su historia
junto con esos extranjeros de un solo nombre
al lado de vítores y performances.

Algunos
llegamos por la juventud
por la curiosidad, por la empatía
y por las primeras andanzas
en la senda de tinta.

Pero también…
fuimos por el interés de conocerlos
estrechar sus manos
conocer su libertad
su pensamiento y dignidad
y decir “estoy contigo”.

Contigo
hermano de pies descalzos
compañera de manos laceradas
la de los refajos multicolores
el de manta y cuero al cinto
los pequeños, con sus rifles de palo
los grandes, con voz de montaña
pájaros rebeldes
selva indómita
pasamontañas.

Quince años han pasado
de que la ciudad más grande
cobijo a los nacientes caracoles
(que hoy, arrojamos
al baúl de “lo menos importante”).

Pero a muchos
los algunos
los pocos
los ningunos
nadie podrá borrarnos
aquellos días
en que nuestros ojo se inundaron
con el color de la tierra.

Mácrom

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s